2020: ¿Un año perdido?

Hellooooo

Elegí este como el primer tema del que quería compartir un poquito mi punto de vista porque sin duda todos estamos metidos en este paquete de incertidumbre que nos ha estado trayendo el 2020.

Este año ha marcado gran diferencia en relación a cualquier otro que hayamos vivido las personas de las últimas dos generaciones, y que la gran mayoría lo ve como perdido, un año que les cambió planes, que los alejó de personas queridas y de metas por cumplir. “Wake me up when 2020 ends”, prácticamente quisieran poder omitir este año de sus vidas o dormir y despertar cuando todo esto haya pasado y volvamos a la “normalidad”.

Cualquiera que sea la posición que tú hayas decidido tomar ante todo esto es súper válida y respetable, pero yo no lo veo como un año perdido ni nada por el estilo.

El problema es que juramos que tenemos todo bajo control, no soportamos la sensación de incertidumbre y creemos tener la certeza de que todo va a marchar según el plan que nos hacemos en mente y, cuando no es así, llega la desesperación, el miedo, la ansiedad, etc…

Precisamente, una de las lecciones que todo esto me ha dejado es hacer las paces con la incertidumbre y abrazarla. Saber que lo único que yo puedo controlar es mi percepción ante lo que pasa en el exterior, y que solo de eso va a depender mi experiencia y mi forma de vivirlo.

No sé cómo ahondar mucho en esto porque sé que para muchos puede sonar fastidioso. Lo veas o no, la idea sería hacernos responsables de nuestra vida, revisar la historia que nosotros mismos nos creamos y parar de echarle la culpa de lo que nos pasa a cada nuevo evento que ocurre en el mundo, a cualquier persona o situación externa y creer que esas son las causas de todos tus problemas. No es echarte la culpa a ti, nada más se trata de hacerte responsable.

También sé que es un proceso y que no es una postura que se adopta de un día para otro, tampoco tengo ninguna fórmula a seguir para cambiar esa perspectiva desde cero. Lo que sí sé es que cada persona lo va entendiendo a su manera y en el momento adecuado, estoy segura de que cuando decides ir cambiando o mejorando algunas cosas de ti mismo, la información se va manifestando sola de acuerdo a lo que tú necesites ver.

El hecho es que si tú en el fondo crees que este año es un año perdido, ten por seguro que así será. No porque verdaderamente lo sea, sino porque la realidad que vivimos en lo físico responde a lo que pensamos y creemos.

Mi intención es transmitir estas ideas de forma ligera, sin que suene a palabrería ni nada de eso. Porque de verdad a mí me ha cambiado todo poder ver las cosas de esta manera y precisamente veo esta marca como la prueba de ello.

Gracias por leer.

Con amor siempre.

Diana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio web. Política de privacidad, Términos y condiciones.