Mi historia

Más allá de ser solo una marca de agendas...

Maitri Planners tiene un significado muy particular más allá de ser solo una marca de agendas. Nace de la curiosidad de conectarme conmigo misma, de conocer profundamente cada parte de mí y así descubrir un nuevo mundo de posibilidades, lejos de todas las limitantes que yo misma me atribuía a diario.

Para mí siempre ha sido imprescindible y motivador empezar la  semana escribiendo lo que tengo que hacer en unas hojas bonitas. Es por eso que, mientras buscaba una agenda en Amazon para comprarme y al ver que ninguna me convencía, decidí diseñar algo que se ajustara a lo que yo quería, un cuaderno para organizar mis pendientes pero a la vez con herramientas que me inspiraran a diario.

 

Al pensar en llevar a cabo este proyecto tenía que adentrarme en áreas nuevas para mí: diseño, imprentas, materiales, producción, publicidad, negocios y demás, pero esta vez no quise que el miedo me quitara esta idea tan bonita que había tenido y decidí ponerlo en marcha con las herramientas que tenía y sin más experiencia que la de mi pasión por las agendas.

Es muy común que, aunque tengamos en mente un proyecto que nos entusiasma, nos dejemos llevar por limitantes de creer que no tenemos suficientes conocimientos o medios económicos para hacerlo. Sobre todo este último, las inversiones y «riesgos» nos paralizan, más aún en estos tiempos de incertidumbre donde nos hemos visto en la necesidad de replantearnos la forma en que gastamos y cuidar más nuestros ahorros porque la economía mundial esta atravesando grandes cambios.

A pesar de todo, decidí soltar el control y entregar mi mejor intención para este proyecto, que aunque pueda parecerlo, no fue el resultado de tiempo libre extra en cuarentena, no fue un “ahora que tengo tiempo, voy a dedicarlo a esto”, más bien fue la manera en la que pude ver a través de algo tangible que todo lo que había estado practicando y aprendiendo durante este tiempo -en relación a conocerme a mí misma- empezaba a cobrar sentido y que era justamente lo que necesitaba para dar un paso adelante de mi certeza, seguridad y comodidad.

De repente había encontrado la manera de reflejar en la marca dos partes de mí con las que me identifico: la agenda con su función inicial de planificar, y el impulso de detenernos, mirar hacia dentro de nosotros mismos e ir descubriendo desde ese lugar otra perspectiva de lo que acostumbramos, mirar más allá del caos, el miedo, la supervivencia y ser más conscientes de hacia dónde estamos dirigiendo nuestra energía.

Maitrī, una palabra de origen sánscrito, tiene un significado que se conecta directamente con estas ideas, con el concepto de amor propio y de cómo la percepción que tienes de ti mismo va influyendo en la forma en la que te relacionas con tu entorno y en todas las áreas de tu vida.

Termino compartiéndoles una frase de Dalai Lama XIV, desde hace muchos años la tengo presente cada vez que paso por una situación que no es precisamente la que yo hubiese querido y, por dolorosa o molesta que fuese, tenía que ocurrir así para que algo mejor llegara a mi vida: «Recuerda que no obtener lo que uno quiere, a veces, es un golpe de suerte maravilloso.». Lo más bonito de este proyecto es que, justamente, llegó como ese “golpe de suerte maravilloso” tras situaciones que no ocurrieron según lo que yo hubiese querido.

GRACIAS infinitas.

Con amor siempre.

Diana
Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio web. Política de privacidad, Términos y condiciones.